Por fin hemos terminado este trabajo especial. Ha costado mucho trabajo pero creemos que merece la pena. El cuero está limpio y nutrido. Recuperado del todo y con el tacto suave de este material. En lo referente a tapicerías es muy habitual ver distintos tipos de cuero, sometidos siempre a temperaturas extremas y presión. La calidad de este material se comprueba con la forma de soportar el paso del tiempo.

image_1 image_2 image_3 image_4 image